Guns N Roses Chile

Foro oficial del fan club chileno


Un mano a mano entre Axl Rose y Angus Young hizo triunfar a los AC-DC en Sevilla

Comparte
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 19/03/2013

Un mano a mano entre Axl Rose y Angus Young hizo triunfar a los AC-DC en Sevilla

Mensaje por Admin el Vie Mayo 13, 2016 4:48 pm


La noche en la que AC-DC y Axl Rose vencieron a las críticas

Un mano a mano entre Axl Rose y Angus Young hizo triunfar a los AC-DC en Sevilla

No podía ser de otra manera y la mezcla entre Axl Rose y AC-DC tuvo como resultado un espectáculo sobresaliente, por el bien y disfrute de las más de 60.000 personas que se dieron cita en Sevilla en el concierto perteneciente a la gira Rock or Bust. Por cierto, único de los australianos en tierras españolas.

Antes de la gran faena y abriendo la fiesta, actuarían unos jovencísimos rockeros que tendrán mucho qué decir en esto de la música en años venideros, no tienen desperdicio: Tyler Bryant and the Shakedown.

Recodando todo lo pasado en días anteriores, nadie se lo puso fácil. Lo que llega a ser molesto es que aquellos que no han escuchado a Axl en su vida creyeron tener la oportunidad de criticar su entrada en el grupo AC-DC, con el intento de echar por los suelos su gira europea.

Pero el líder de los Guns N’ Roses, curtido en mil batallas y escenarios, respondió como aquel torero experimentado que hace oídos sordos a las críticas gratuitas y que le gusta demostrar en la plaza quien es, encima, con más inri, arrastrando una consabida lesión que le obligó a estar clavado en un trono anecdótico que tiene su historia, la historia de Dave Grohl y los Foo Fighters.

No, no se trataba tampoco un cantaor flamenco, aunque por su estética lo pareciera, porque allí sonaba rock, y del bueno. El de Indiana nos deleitó al comienzo con un par de verónicas rematadas por una media dándole vuelo y vida al capote, como manda los cánones. Así, se ganó desde los inicios al público. Cada pase llevaba su nombre: Rock or Bust, Shoot to thrill, Hell ain’t a bad place to be.

Axl, logró lo nunca pensado, mantener la personalidad en su voz, y a su vez, que no dejáramos de ver a los AC-DC. Acompañado en la parte musical por el otro gran matador de la noche, Angus Young, fielmente, líder de una banda casi inédita, compuesta por su inseparable bajista Cliff Williams, su sobrino Stevie Young a la guitarra y un excelente batería Chris Slade. Señores, con todos ustedes, los AC-DC versión 2016.

Angus, repleto a sus 61 años de unas sorprendentes cualidades físicas, no dejó de correr el Estadio de la Cartuja de punta a punta, como si se tratara de un atleta del Mundial del 99, celebrado en dicho escenario. Y la Gibson sonando como siempre, rápida y veloz en punteos reconocidos y tarareados por todos los presentes.

En fin, la juntiña hizo la cita inolvidable. Nos encontramos, en mitad de una noche nublada, a una banda haciendo rock unido a un público fanático y volcado protagonizando el papel de coral, como le gusta hacer al público sevillano. El resultado no pudo ser mejor; un recorrido histórico de la banda, con temas como Back in black , Sin City, You shook me all night long o Shot down in flames. no en vano, los AC-DC llevan la friolera de 39 años regalándonos buena música, compuesta por vertiginosos riffs y ritmos endiablados, elevando al rock al Olimpo de los dioses, o mejor dicho, al Infierno.

No dejaron de sonar himnos del rock como TNT o Whole Lotta Rosie y Let there be rock. Sin olvidar toda la parafernalia que rodea desde hace ya años a estos temas: Rossie la muñeca hinchable en versión virtual, la campana gigante del Hell Bells, un clásico Riff Raff y los cañones finales de For those about the rock. Mención especial para el tema Highway to hell, sentido como un estoconazo en todo el hoyo de las agujas. Pañuelo blanco, o más bien, cuernos rojos. No cortaron las dos orejas y el rabo, porque el toro salió indultado, y para celebrarlo, una traca final de fuegos artificiales.

El rock volvió a sonar en la ciudad de Silvio, y se nos hicieron cortas las dos horas y 8 minutos que duró la fiesta. Echamos de menos el típico saludo final que suelen realizar los grupos, abrazados y agradeciendo la presencia del respetado; pero es que ellos ya pasan de estos protocolos cumplidores. Ahí dejaron su arte, y hasta la próxima. Besos a Rossie.

PD: Respecto a la organización (Live Nation), debemos darle un tirón de orejas bien fuerte. Sobraban vallas y faltaba personal con el cometido de guiar a los públicos, al igual que carteles donde indicaran cuales eran las puertas habilitadas para cada sector. Todo ello sin olvidar los precios desorbitados tanto en las bebidas como en el merchandising.

Entendemos que el escenario Estadio Isla de la Cartuja es el mejor posible para este tipo de eventos, por ello, hay que agradecer a la organización que apuesten por nuestra ciudad como localización del sur de Europa para giras de grupos internacionales, pero deben entender que no pueden poner precios semejantes a los de ciudades de mayor nivel de vida, como París o Berlín.

Larga vida al rock!










Fuente:
mediasevilla.wordpress.com

    Fecha y hora actual: Lun Oct 23, 2017 8:01 am